No hace falta que hayas nacido en Euskadi para haber oído hablar de este macroevento cultural diseñado y organizado por Staff Eventos: fue premiado en varias categorías, tanto internacionalmente (FIP, Eventex) como a nivel nacional (Grupo eventoplus, pesMes, Premios Nacionales de Marketing) y fue capaz de movilizar a miles de personas: solo en el acto central de Buesa Arena se reunieron más de 12.000 espectadores. Su banda sonora creada por el compositor Fernando Velázquez , que cuenta la historia del cooperativismo de MONDRAGON, creó una ola expansiva de eventos y experiencias más allá de Vitoria que implicaron a diversas ciudades de Euskadi y Navarra , conciertos de música y coros maravillosos en lugares singulares, que fueron alimentando al gran evento en el Buesa Arena. Todo fue dirigido a un público de todas las edades con un importante impacto en prensa y social media. ¿Qué lo hizo tan especial? Conseguir que un evento generado por la Corporación MONDRAGON para expresar la identidad de su proyecto cooperativista celebrara en Euskadi su Sesenta Aniversario, con un símbolo social: hanka bat lurrean (entropía) sin renunciar al sueño de un mundo más justo, beste bat airean (utopía).

La Corporación MONDRAGON, la mayor agrupación cooperativa del mundo con más de 80.000 personas trabajadoras quiso dar a conocer su cultura y valores a sus cooperativistas en particular, y a sus stakeholders en general y a la sociedad a través de la emoción, poniendo en valor la solidaridad y la inclusión social. De esta forma nació HAM en el Pabellón Fernando Buesa Arena de Vitoria-Gasteiz: un espectáculo que reunió a más de mil personas en escena, un gran mapping de suelo , un storytelling con más de 20 escenas diferentes, La orquesta sinfónica de Euskadi y una puesta en escena ágil, moderna y emocionante repleta de fantasía. Y un detalle importante: fue un show participativo, transparente y sin backstage, 360º como símbolo de la historia, la cultura y los valores del cooperativismo. “Creíamos que la música había puesto vida a nuestro relato hasta que vimos el planteamiento de animación de nuestra agencia organizadora. Entonces entendimos que iba a ser un show único. Y así fue» (Iñigo Albizuri, VP de Comunicación Institucional y RRPP de la Corporación MONDRAGON).

Staff Eventos confía a GAM la ejecución técnica y logística de Humanity at Music

La empresa GAM fue la elegida para la ejecución de este complejo proyecto por varios motivos, por una parte, la confianza de Staff Eventos en un proveedor con el que lleva trabajando años, por la otra, la propia dimensión de GAM cuya producción inhouse permitía abordar de forma integral aspectos tan importantes como iluminación, video, sonido, energía, maquinaria y montaje. 

Un desafío logístico 

La complejidad de este evento con un diseño 360º sin backstage supuso todo un reto logístico no solo de montaje, sino también técnico. Solo el montaje ocupó tres días, más otros tres destinados a los ensayos, mas los dos días del evento que contaron con el trabajo de más de 30 personas de crew, entre técnicos y responsables de montaje.

Técnicamente, la mayor dificultad en esto tipo de eventos 360º reside en qué es lo que va a quedar visible al público cuando se plantea el montaje audiovisual. Las tiradas de cableado tienen que estar muy bien ideadas para que todo confluya en un punto en el que no se produzca ninguna dificultad de visualización de los asistentes. Además, toda la instalación ‘colgada’ sobre la cubierta fue especialmente compleja porque debía montarse de forma conjunta: sonido, iluminación y vídeo debían plantear sus infraestructuras hasta alinearse en una sola estructura que pudiera manejarse de forma óptima y segura.

Iluminación, sonido y video en un diseño 360º

GAM debía afrontar el compromiso entre el diseño de la iluminación, la proyección y el sonido en un recinto deportivo de las características del Buesa Arena de Vitoria. Al tratarse de un show 360º realizaron un diseño de sonido con ocho clusters del fabricante Meyer Sound colocados sobre la grada. Seis de ellos, los que requerían una cobertura más amplia, se configuraron con recintos acústicos Meyer Sound Lyon. Para los dos clusters traseros optaron por un sistema Meyer Sound Leopard, al ser una distancia de cobertura más pequeña, consiguiendo así, además, un mejor clearance del espacio para los espectadores de la zona trasera. Para el refuerzo de las bajas frecuencias, así como la cobertura en las zonas bajas del público se diseñó un arreglo de Subs Cardioide, para evitar el sonido de estos en la zona del escenario. Además, se colocaron varios altavoces de fuente puntual del mismo fabricante de sistema principal.

Por otra parte, el control de sonido se dividió en tres puestos diferenciados: una mesa de control de P.A. (F.O.H.), una mesa de control de monitores y otra mesa de control de broadcast. Los sistemas de mezcla que se instalaron eran capaces de gestionar los más de 120 micrófonos instalados para la sonorización de la orquesta. 

El equipo de iluminación y la propia agencia se enfrentaron a su vez en su diseño con la difícil premisa de no dar luz a la zona de mapping. Para ello se eligieron focos con cuchillas para poder definir con mucha precisión el área a iluminar. Para los efectos se optó por equipos tipo Beam y Spot y para dar luz de ambiente se eligieron focos tipo Wash de Led. En total se instalaron 164 fixtures de iluminación. 

El sistema de video se diseñó con el contenido de mapping diseñado y entregado por Staff Eventos y con la premisa de tener una gran cantidad de luz de proyección y muy definida. La proyección debía de prevalecer sobre un espacio con una gran cantidad de iluminación. Todo el sistema de control y media server para los contenidos se gestionó con el sistema de la casa Dataton, Watchout 6.

¡Un enorme reto técnico, logístico, de diseño y ejecución, que contribuyó de forma esencial al éxito de este evento emocionante y singular! Así lo denominó la propia EITB, quien lo retransmitió en televisión al día siguiente, en horario primetime.